Arde Moria

Están durmiendo en los arcenes de las carreteras de Lesbos. Entre 12 y 13.000 personas han quedado en la calle tras el incendio del campo de personas refugiadas de Moria, en la isla griega de Lesbos.

Sin agua ni para higiene, sin comida, sin asistencia, acosados por la policía… Están peor aún que estaban. Europa, no se sabe por qué, los sigue castigando. El derecho de asilo ¿no era un derecho?

La Unión Europea, antaño modelo de respeto de los derechos humanos, ha perdido su rumbo hasta lo indecible. Cuando en 2015 unos pocos cientos de miles de personas trataron de entrar a Europa a pedir asilo, se produjo el desastre.

Empezaron a surgir vallas por todas las fronteras. Se aumentó la vigilancia militar de fronteras marítimas, se aumentó el gasto en terceros países para impedir la llegada de personas hasta la costa mediterránea. 

Se acordó distribuir las personas llegadas a Italia y Grecia, pero no se cumplió lo acordado. Se firmó el acuerdo de la vergüenza con Turquía. Los campos de refugiados fueron paulatinamente convirtiéndose en campos de concentración con condiciones de vida miserables.

Ahora en Lesbos, en un campo diseñado para 2.500 personas, estaban hacinadas 13.000 en una situación de degradación progresiva, en el que ya se habían producido varios incendios, en el que la enfermedad mental es una realidad en aumento, en el que la pandemia ya había entrado.

Sólo la población civil ha dado muestras de solidaridad: envío de alimentos y ropa, ONGs en terreno aportando ayuda y asistencia médica, barcos de salvamento marítimo humanitario, movimientos de presión a los gobiernos europeos…

Europa tiene que respetar los derechos humanos. Respetar el derecho a la libre circulación de las personas. Tiene que dar asilo a quienes huyen de guerras, persecuciones, hambre y enfermedades. 

Sólo diez de los veintisiete países de la Unión Europea se han postulado para acoger personas ante esta emergencia humanitaria. Y España no está entre ellos. Finalmente, lo del Acuarius, sólo fue un gesto vacío.

Ir a descargar

El Sr. Garcia nos trae el Kaki Tree Project, una iniciativa de paz surgida tras el genocidio nuclear de Nagasaki. Repasamos las noticias de actualidad tras escuchar Imagine de Jhon Lennon.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s