Vente p’a Europa, Samba

En esta sección contamos las condiciones de vida de los países de donde parten la migración.

Programa del 17 de abril de 2019.

Cabo Verde.

Esta semana, volvemos a invitar a Samba a que venga a Europa, y viene desde la República de Cabo Verde. Formada por diez islas y cinco islotes, ocupa una superficie de 4.033 km2. Un grupo de islas está situado al Norte, islas de “Barlovento”, integrado, de Oeste a Este, por las islas de Santo Antao, San Vicente, Santa Lucía, Sau Nicolau, Sal y Boavista y un grupo de islas situado al Sur, islas de “Sotavento”, compuesto, de Este a Oeste, por las islas de Maio, Santiago, Fogo y Brava. La isla con mayor superficie y más poblada es Santiago (990 km2) y la isla con menor superficie, y la única deshabitada, es Santa Lucía (35 km2), situado en el Océano Atlántico, está aproximadamente a 1.000 kms. al suroeste de las islas Canarias y 460 kms. al oeste de la costa de Senegal.

Acabó el año 2017 con 546.388 habitantes y según el Instituto das Comunidades de Cabo Verde, el número total de personas caboverdianas que residen en el extranjero es de 517.078, encontrándose en la mariña lucense una apreciable cantidad de estas. La media de edad es de  25 años, en 2016.

El Índice de Gini, que mide la desviación de distribución de los ingresos, donde cero es total equidad y 100 total desigualdad, calculó en 2015 que en Cabo Verde estaba en  un 50,5, le sitúa en el puesto 123 de 187 a nivel mundial. En datos del mismo año el porcentaje de población bajo el umbral de la pobreza era de 28,6%, mientras que la esperanza de vida llegaba a los 72.1, y en el Índice de Desarrollo humano, Cabo Verde ocupa el puesto 122 de un total de 188 países. En 2017 el PIB per cápita fue de 2,877 euros.

Las islas estuvieron deshabitadas hasta que fueron descubiertas en el siglo XV por los portugueses, que las colonizaron para convertirlas en un centro de trata de esclavos. La mayor parte de los actuales habitantes de Cabo Verde desciende de ambos grupos: colonizadores y esclavos.

Cabo Verde sufre con la escasez de recursos naturales, inclusive agua, agravada por las sequías prolongadas y por el suelo pobre en varias islas. Su economía está orientada hacia los servicios, y el comercio, el transporte, el turismo y los servicios públicos representan cerca de ¾ (tres cuartas partes) de su PIB.

Su posición es muy apta para el comercio, aunque el país sufre por la mencionada falta de recursos y su economía se ve perjudicada por abundantes inundaciones y sequías. La agricultura sólo es viable durante todo el año en cuatro islas. Indican desde wikipedia

Nos dicen Ginés Navarro e Inmaculada Molina en su informe sobre la isla caboverdiana de Sal, que: Los recursos económicos de Cabo Verde dependen especialmente de la agricultura y de la riqueza marina. En el sector industrial destacan los servicios, el comercio, el transporte y el turismo. Cabo Verde forma parte de los denominados pequeños estados insulares en desarrollo y como tal reúne una serie de debilidades como las dificultades en el acceso y comunicación, cerca del 82 % de los alimentos tienen que ser importados. La ayuda internacional representa hoy en día un factor primordial en el desarrollo económico y social del país, junto con las remesas de las personas migradas.

Portugal, Países Bajos, España y China fueron los principales países exportadores a Cabo Verde en el 2015. España es, sin embargo, el principal cliente de los productos del país (63% de las exportaciones caboverdianas), seguida por Portugal e India. Las principales partidas de exportaciones de Cabo Verde son las conservas de pescado, seguidas de los pescados y crustáceos. Nos dice la ficha sobre Cabo Verde realizada por Casa África.

Nos encontramos ante un país creado por colonizadores para facilitar el comercio de personas exclavizadas, con escasos recursos naturales y con un alto nivel de desigualdad, donde una buena parte de sus ingresos es el dinero que envían las personas migradas ¿Qué futuro te puedes imaginar en esas condiciones?

Sabiendo todo esto, en Simplemente Gente nos preguntamos:¿qué haríamos nosotros si estuviésemos viviendo en Cabo Verde?

Programa del 13 de febrero de 2019. Escucha la sección pinchando aquí, a partir del minuto 9:25.

Marruecos.

Esta semana hablamos de Al Mamlaka al Magribiyya, más conocido como Reino de Marruecos.

Situado en el extremo noroeste del continente africano. Está bordeado por el Mar Mediterráneo al norte y el Océano Atlántico al oeste. El desierto del Sahara se extiende por gran parte del sur y del este de Marruecos. Tanto su litoral marítimo como el desierto y el macizo montañoso del Atlas marcan su configuración geográfica más determinante y su clima.Tiene una población de 35,187,182 habitantes; una densidad de población de 78,38 habitantes por km2 y un PIB per cápita de 2,717 euros, (menos de la mitad del de España que asciende a 6,558 euros), un Indice de Desarrollo Humano en 2017 de 0,647, puesto 123, según datos del Ministerio de Exteriores español.

La inmigración marroquí en España está presente desde tiempos inmemoriales, constituyendo así, una de las comunidades más antiguas y numerosas en España, más 760,00 en España. Por mucho tiempo los marroquíes constituyeron la primera comunidad extranjera en importancia, pero en 2007 pasaron a ser la segunda comunidad más numerosa tras los rumanos.

Los ingresos de Marruecos provienen de: agricultura, el 17,1%; industria el 31,6%; y servicios, el 51,4% (datos del 2010) . La agricultura emplea a un 43% del país.

Marruecos se encuentra entre los 30 países en el desarrollo de la industria de offshoring (deslocalización de empresas) entre las que destacan la industria textil, de calzado, química-cosmética y electrodomésticos. Sueldos bajos y cercanía a Europa ayudan.

La agricultura es la principal fuente de empleo, ocupando a casi la mitad de la población, por cierto, con multitud de filiales de empresas españolas como explotadoras de estos recursos.

Un detalle importante, se estima que en Marruecos se produce una sequía cada tres años.

«La pobreza en Marruecos es un fenómeno rural», según recoge el diario La Vanguardia en una noticia de octubre de 2016, de palabras del director del Alto Comisariado del Plan, Ahmed Lahlimi, quien añadió que el 64 % de los 4,2 millones de marroquíes que están en situación de vulnerabilidad viven también en el mundo rural.

Según un estudio del Observatorio Nacional del Desarrollo Humanitario de Marruecos, el 40% de los niños que viven en el país sufren por la pobreza multidimensional.La investigación que abarca niños y niñas hasta 17 años, comprende parámetros como salud, alimentación, educación, alcance al agua, refugio, seguridad de salud, comunicación y a la información. El estudio indica que las niñas y niños no pueden alcanzar al menos dos de los criterios están en la pobreza multidimensional. La investigación muestra que el 39,7% de los niños marroquíes sufren por la pobreza multidimensional y el 68,7% de ellos viven en los pueblos.

Y son los jóvenes los que emigran. El desempleo se sitúa entorno al 10% de la población, pero uno de cada cuatro jóvenes está desempleado, que en las grandes ciudades llega al 45%.

Según recoge el diario El País: una encuesta publicada por el diario marroquí L’Economiste el 14 de noviembre revelaba que seis de cada diez marroquíes entre 15 y 24 años están dispuestos a abandonar el país en cuanto se presente una oportunidad.

En la misma noticia nos muestra este testimonio: Un artista marroquí, que prefiere no dar su nombre, esgrime sus razones para marcharse: “Tengo la misma sensación de asfixia moral que había en los años noventa con Hassan II, cuando yo era pequeño. Es cierto que la gente ahora no muere de hambre. En los zocos se tiran tomates al acabar el día. Pero no se trata de hambruna, sino de falta de horizontes. Aquí solo se manifiestan en la calle los que el Estado quiere, a través de sus sindicatos. Si no eres uno de ellos te meten en la cárcel, como ha quedado demostrado en Alhucemas o en el pueblo minero de Yerada”.

Y ese deseo de libertad crece entre las mujeres, según una encuesta de L’Economiste, cinco de cada diez mujeres emigrarían si tuvieran ocasión.

El investigador y sociólogo Jean Zaganiaris, profesor del Colegio de Gobernanza y Economía de Rabat, señala: “Arriesgan sus vidas porque sienten que hay algo que les impide avanzar. Son conscientes de que hay sentencias sociales que ya están dictadas. Cuando has crecido en un barrio de una ciudad grande de Marruecos donde sabes que el 90% de los adultos no trabajan o están muy mal pagados, sientes el deseo de probar suerte en otra parte”.

Sin futuro, oprimidos sin libertad…Sabiendo todo esto, en Simplemente Gente nos preguntamos:

¿qué haríamos nosotros si estuviésemos viviendo en Marruecos?…. (para conocer la traducción de la letra, resomendamos visitar la página: http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=24812 )

visita la página


<!– @page { margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } A:link { so-language: zxx } –> º
http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=24812