Más muertes en los CIEs.

Nos informa el diario valenciano Levante de que el cuerpo de Marouane Abouobaida fue encontrado sin vida en la celda de aislamiento del Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE) de València el pasado 15 de julio. 

Abouobaida, un joven marroquí de 23 años, se ahorcó con su propia camiseta colgándose de la litera de la celda. Pese a que su suicidio quedó registrado en las cámaras de seguridad del centro, la policía tardó 19 minutos en detectar la muerte del interno.

Marouane Abouobaida redactó una diligencia de información a la atención del director del centro el día 14 de julio que, según consta en el documento, fue entregada a las 14.00 horas del día 15. Una hora y 9 minutos antes de su muerte. En el texto, el joven que habría cumplido 24 años el pasado sábado, explica que no tiene visión por el ojo izquiero y que presenta dolores de cabeza como resultado de una pelea.

Pese a las lesiones fue encerrado en una celda de aislamiento pese a haber recibido “una gran paliza”. Los policías del centro no tenían ninguna advertencia especial sobre un posible riesgo de suicidio. Fueron ellos quienes solicitaron que fuera visto por el médico asignado de manera permanente al CIE, porque lo vieron «desanimado» a última hora de la mañana. 

El facultativo lo examinó pasada la una de la tarde del lunes, y no fijó ninguna alerta especial. Eso sí, el compañero que le sustituyó para el turno de la tarde, que comenzó sobre las dos, volvió a visitar al chico en su habitación. Esa consulta se prolongó por espacio de casi media hora.

Cuarenta minutos después, Marouane, se quitó la vida.

Otra persona muerta en un Centro de Internamiento de Extranjeros, esa aberración jurídica que consiste en privar de libertad a una persona que no ha cometido ningún delito.

Otra persona muerta porque hay políticos que se consideran capaces de, como dicen ellos: “contener los flujos migratorios”.

Otra persona muerta que no hará recapacitar al gobierno sobre su política migratoria, ni sobre la aberración de los centros de internamiento de extranjeros, ni sobre su política represiva respecto a las personas migrantes, ni sobre el cumplimiento de la declaración de derechos humanos que este país firmó y que ni cumple, ni piensa cumplir.

Seguiremos denunciando esta atrocidad hasta que la vida humana sea respetada, hasta que la libertad de movimientos sea respetada, hasta que los derechos humanos sean respetados, hasta que los centros de internamiento de extranjeros sean cerrados.

Ir a descargar

De la actualidad repasamos con las declaraciones del delgado del Gobierno en Valencia sobre la muerte de Marouane Abouobaida; el desafío de Médicos Sin Fronteras a la política migratoria europea, fletando de nuevo un barco de salvamento en el Mediterráneo; las protestas de l@s trabajador@s del SAMUR social de Madrid ante el abandono de las familias de los refugiad@s;; las amenazas del Gobierno al Open Arms; la denuncia de la ONG Salvamento Marítimo Humanitario que tiene previsto interponer al Gobierno por el bloqueo de sus acciones de salvamento y de las 158 personas que, como Carola Rackete, han sido procesadas en Europa por ayudar a inmigrantes.
También recogimos, dentro de la sección de la 2ª Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia, el “Método Empático de Mediación”, de Luis Bodoque.
Sonó la canción de Nacho Vegas Crímenes cantados.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s